sábado, 6 de junio de 2009

Merengue dominicano - trova





Desde otra isla Caribe
vengo a honrar con esta trova
el merengue que se adscribe
al cimbrear de la caoba.

Merengue: ritmo en sonidos
del gÜiro y de la tambora
que se juntan en latidos
con su fuerza arrolladora.

Ay, merengue, que das ganas
de formar la batahola,
de olvidar que peino canas
…y mover la baticola!!!

5 comentarios:

Caco dijo...

Ingeniosa trova, es un lindo gesto a ese ritmo tan característicos del crisol americanoo!!!

saludos y besos!!

Lily dijo...

Gracias nuevamente, Caco. Los ritmos caribeños todos son especialmente pegajosos y los disfrutan tanto grandes como chicos.

Lily

Alfredo J. Ramos dijo...

Pues dando ganas de bailarlo, no más: movidón y serpenteo (¡lástima que el cuerpo no llegue donde llega la seducción del ritmo....!!)

Lily dijo...

Maeztro...

Con un poco de mastuerzo
y el oido muy aguzado
el merengue apambichado
bailará sin mucho esfuerzo;
pero si acaso un refuerzo
necesita para el lance
eche mano de otro "dance"
con un bolero tranquilo
donde nunca pierde el hilo
quien bien aplica el romance.

Vamos....que no se diga que tenemos las bisagras oxidadas!!!!

Un abrazo,
Lily

Caco dijo...

Eso es cierto, pero la mayor seducción no está en el intento que se haga para que éste sea posible, no hay mayor seducción que la que se transmites cuando en realidad sientes la música, cuando recorre y atrapa los sentidos!!

Saludos :-)