sábado, 8 de mayo de 2010

Ser madre no es sólo un día



Ser madre no es sólo un día...
pero siempre uno recuerda
cómo saltaba la cuerda
y de lejos nos decía:
"ten cuidado, niña mía,
que la soga es traicionera
y si caes en la acera
te vas a hacer mucho daño".
Hoy repito, año tras año,
lo mismo, de otra manera.

Digo al hijo y a la nuera
al nieto grande o al chico
que caer es de borrico
si no usas rodillera;
que saltarse a la torera
precauciones, no es de sabios
y que siempre los enrabios
hacen mal al que los siente:
El dolor es más hiriente
cuando habita en nuestros labios.

También digo que en agravios
nadie gana, todos pierden
porque el punto donde muerden
es rencor de monosabios.
Consultemos astrolabios
de la vieja profecía
y en moderna astrología
expliquemos a la grey
que hoy se cumple vieja ley:
Ser madre no es sólo un día.

5 comentarios:

Caco dijo...

El amor hace cautelas cuando el manifiesto sale de adentro.

Y como ser madre no es cuestión de un día te alojo en mi abrazo deseándote lo mejor hoy y todos tus días.

Besos y abrazos, amiga mía.

Lily dijo...

Caco, tus palabras siempre caen bien en el ánimo de esta aprendiz de poeta, que tanto bueno debe a Venezuela, tu tierra... Por eso

En este día especial
te recibo como hijo
en este gran escondrijo
del corazón maternal.
Tu palabra es un cordial
que aligera los momentos
de nostalgia, en los vientos
que desde Zulia nos llegan,
añoranzas que se pliegan
al paso de viejos tientos.

Un abrazo,
Lily

Alfredo J. Ramos dijo...

Qué bien te suenan las décimas, Lily, uno pasea por ellas como por mitad del campo. Un abrazo.

Lily dijo...

Alfredo,

Maeztro, me alegra su paseo y que le alegren su oido mis décimas...

Un abrazo,
Lily

Lily dijo...

Lily, como dice Alfredo, suena bien estas estrofas; y, más allá de su música, el sabor y el saber que demuestran.

Un abrazo.
Antonio del Camino

ps; Por burrada digital, borré el comentario original, que ahora re-cuelgo con mis disculpas, mis gracias y mi sonrisa de agradecimiento....

Un abrazo,
Lily